PASTORALES

PROVIDENCIAL INTERVENCIÓN DE LA PURÍSIMA DE MACAS PARA EVITAR EL ENFRENTAMIENTO ENTRE COLONOS Y SHUAR EN LOS INICIOS





 

Esta escena recuerda unade las primeras tradiciones de Macas: Estando los moradores de esta ciudad reunidosun día 05 de Agosto, en el templo de la Purísima, para celebrar la fiesta de la“Virgen de las Nieves”, un ejércitodel pueblo Shuar, cruzó el río Upano con el propósito de acabar con lapoblación de colonos que habitaba en esta ciudad, a quienes considerabaninvasores de sus tierras. Un ancianito que, por estar enfermo no pudo acudir a laiglesia y se quedó en su casa, los vio llegar hasta la puerta del templo.

 

De improviso, la Virgen Maríaapareció a la entrada del templo, capitaneando un ejército de guerreros, confisonomía y armas resplandecientes. Pasados algunos minutos, el ancianito oyóel ruido ensordecedor de un tropel de personas que se avecinaba a su chocita atoda carrera. No tuvo tiempo de esconderse de nuevo. Al asomarse a la entrada,vio venir a toda prisa a los Shuaras que pasaban cerca de su vivienda, huyendoen desbandada. Mirando por entre las quinchas, vio cómo pasaban y se alejaban,sin prestar atención a la casa en que éste se encontraba. En sus faccionesvigorosas vio pintado el terror que los invadía, y que él no acertaba aexplicarse el motivo. Corrían precipitadamente, atropellándose unos con otros.Pero no veía ni entendía la razón, porque no aparecía nadie que lospersiguiera.

 

Terminada la celebración, los fielessalieron del templo, y volvieron a la rutina de la vida cotidiana de aquellostiempos. Nadie imaginaba lo sucedido, porque nadie había visto nada. Ante elasombro de todos, el ancianito narró lo sucedido. Como reguero de pólvora lanoticia corrió por los senderos, de casa en casa. Todos se lanzaron a la callerastreando caminos y encontraron escudos, lanzas y flechas, regadas por dondehabían huido los guerreros Shuar. Años más tarde, los habitantes de Macas oyeronemocionados la explicación y la verdad de lo que había sucedido aquel memorable05 de Agosto. Fueron después los mismos protagonistas, los Shuar, quienescontaron cuanto había sucedido en aquella memorable ocasión, tal como lorefirió el ancianito antes mencionado.

 

En memoria de este acontecimiento,los habitantes de Macas, hicieron juramento de celebrar todos los años lafiesta del 05 de Agosto, encargando a las mujeres la misión de ser las “priostas”de dicha fiesta, con una capitana al frente. Según tradiciones orales de losantiguos macabeos, a esta fiesta se llamaba también “LA FIESTA DE LA VIRGEN DE LASARMAS”.